Tipos de Suciedad en Moquetas

El uso cada vez más frecuente de moquetas en establecimientos públicos como hoteles, bancos, oficinas, etc., lugares estos con una importante carga de tránsito, ha creado la necesidad de establecer un programa de limpieza y mantenimiento de este pavimento textil.

El establecimiento de un programa de limpieza y mantenimiento, alarga la vida de la moqueta así como su prestancia o apariencia inicial. Todo consiste en eliminar de forma continuada la suciedad y las manchas, que diariamente llevamos sobre la moqueta, bien derramando o introduciendo desde afuera.

Conoce a Nuestros Profesionales

Entre el 80 y el 85% de la suciedad de un edificio proviene de afuera y, gran parte de la cual es depositada en la zona de entrada, el resto es transportada por el edificio y distribuida por la moqueta de las diferentes zonas de tránsito.

Las zonas más expuestas a la suciedad son:

– ENTRADA

– MOSTRADOR DE RECEPCION

– ESCALERAS

– PASILLOS

TIPOS DE SUCIEDAD: 

– SUCIEDAD SECA

– SUCIEDAD EN BASE ACUOSA

– SUCIEDAD EN BASE GRASA

La suciedad seca por ejemplo: tierra, polvo, fibras, etc., es fácil de extraer mediante aspiración diaria, con cabezal de aspiración plano, puesto que estas partículas no se adhieren al pelo de la moqueta.

La suciedad en base acuosa como lodo, bebidas, etc., es más penetrante e incluso puede adherirse a la fibra de la moqueta después de seca en cuyo caso no es suficiente la aspiración con cabezal plano, siendo mucho más eficiente es aspirado y cepillado simultáneo (TRATAMIENTO Nº 1). Si aparecieran manchas, sería necesario la aplicación puntual de quitamanchas y en el caso de alteración de color por exceso de suciedad, efectuar limpieza de las áreas afectadas con detergente (TRATAMIENTO Nº 2). Esta suciedad se ve en gran parte disminuida, con el establecimiento de áreas de limpieza en la zona de las entradas mediante preliminares auto-limpiantes ó felpudos adecuados.

La suciedad en base grasa, es la más difícil de tratar. Puede provenir de afuera o bien de adentro del edificio, como del aparcamiento, cocinas, comedor, cafetería, talleres, etc. Debe tratarse lo más rápido posible  para que no se adhiera a la fibra de la moqueta. También puede prevenirse en alto grado, interponiendo áreas de limpieza entre los focos de suciedad y la moqueta. Como en los casos anteriores, las manchas deben tratarse puntualmente a la mayor brevedad posible. Si la suciedad hubiera alterado ya el color, aplicar inyección-extracción con detergente muy diluido y ligeramente alcalino (TRATAMIENTO Nº 3) o ionización/polarización y eliminación magnética de la suciedad (TRATAMIENTO Nº 4).

Comparte

Facebook
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ARTÍCULOS MÁS VISTOS